Consejo de Seguridad.

Composición del Consejo de Seguridad en el período 2016-2017


                                         Uruguay presidiendo el Consejo de Seguridad de la Onu


El Consejo de Seguridad se compone de 15 miembros:
Egipto, Japón, Senegal, Ucrania y Uruguay fueron elegidos para el período 2016-2017


Durante la jornada, también resultaron electos Japón, Egipto, Ucrania y Senegal.
Uruguay fue elegido este jueves para servir como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU a partir del primero de enero del próximo año.
Los cinco países ya fueron miembros no permanentes del Consejo anteriormente, y son liderados en esta experiencia por Japón que lo ha hecho en 10 ocasiones.
Para poder ocupar esa posición por un período de dos años, un Estado miembro debe obtener la aprobación de dos tercios de los Estados miembros presentes en la sesión de la Asamblea General, por lo que se requiere como mínimo 129 votos.
Uruguay fue electo por 185 votos.

                                                 Julio Daniel Nardini




Follow leonidascon300 on Twitter Compartir en Facebook con mis amigos Compartir HAGA CLICK EN ETIQUETA Y VERÁ LAS ENTRADAS RELACIONADAS CON EL TEMA

Día Mundial contra la Trata de personas . 30 de Julio

Las Naciones Unidas declaran el 30 de julio de cada año como el día mundial contra la Trata de Personas. La Esclavitud del siglo XXI debe ser combatida desde la cooperación internacional



La lucha contra la Trata de Personas, debe ser recordada todos los años, como una actitud fundamental de la especie humana. Es por ello que la Onu declara que todos los 30 de julio se recordará como el día mundial contra la Trata de Personas. Tiene en cuenta una serie de antecedentes, que pueden ser vistos aquí y quiere ayudar a los Estados Nacionales a fortalecerse en su lucha contra la Delincuencia organizada y transnacional. Menciona los pasos del Plan Mundial.. El documento completo puede verse al final del artículo. Éste tiene por fin la toma de conciencia, sobre todo de los jóvenes, del rumbo que hay que seguir en la lucha mundial contra este flagelo  

                                                             Julio Daniel Nardini


Sexagésimo octavo período de sesiones Tema 108 del programa 13-45100 *1345100
Resolución aprobada por la Asamblea General el 18 de diciembre de 2013 [sobre la base del informe de la Tercera Comisión (A/68/457)] 68/192. 

Medidas para mejorar la coordinación de la lucha contra la trata de personas 

La Asamblea General,
Reiterando su enérgica condena de la trata de personas, especialmente mujeres
y niños, que constituye un delito y una grave amenaza para la dignidad y la
integridad física de las personas, los derechos humanos y el desarrollo,
Reiterando su preocupación por el hecho de que, a pesar de las medidas
sostenidas que se han adoptado en los planos internacional, regional y nacional, la
trata de personas sigue siendo uno de los problemas graves que afronta la
comunidad internacional, también menoscaba el goce de los derechos humanos y
requiere una respuesta internacional, colectiva y global más concertada,
Teniendo presente que todos los Estados tienen la obligación de actuar con la
debida diligencia para prevenir e investigar la trata de personas y castigar a los
responsables, así como de rescatar a las víctimas y tomar medidas para protegerlas,
y que toda omisión a este respecto constituye una violación de los derechos
humanos y las libertades fundamentales de las víctimas y menoscaba o anula su
disfrute,
Reafirmando el compromiso contraído por los líderes mundiales en la Cumbre
del Milenio1 , la Cumbre Mundial 20052  y la Reunión Plenaria de Alto Nivel de la
Asamblea General sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, celebrada en 20103 , de elaborar, aplicar y consolidar medidas eficaces para combatir y eliminar todas las formas de la trata de personas, a fin de contrarrestar la demanda y proteger a las víctimas,
Recordando la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada transnacional4

, el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional5 y contiene la definición del delito de trata de personas, el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño Relativo a la Venta de Niños, la Prostitución Infantil y la Utilización de Niños en la Pornografía6 y la Convención Suplementaria sobre la Abolición de la Esclavitud, la Trata de Esclavos y las Instituciones y Prácticas Análogas a la Esclavitud7 , Reconociendo la importancia del Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para Combatir la Trata de Personas, aprobado por la Asamblea General en su resolución 64/293, de 30 de julio de 2010, y subrayando la importancia de su plena aplicación,

Reafirmando que el Plan de Acción Mundial se elaboró para:
 a) Promover la ratificación universal de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, así como otros instrumentos internacionales pertinentes relativos a la trata de personas, y reforzar la aplicación de los instrumentos existentes contra la trata de personas,
 b) Ayudar a los Estados Miembros a reforzar sus compromisos políticos y sus obligaciones jurídicas en lo que respecta a prevenir y combatir la trata de personas,
 c) Promover respuestas amplias, coordinadas y sistemáticas en los planos nacional, regional e internacional para hacer frente a la trata de personas,
 d) Promover un enfoque basado en los derechos humanos que tenga en cuenta el género y la edad al hacer frente a todos los factores que contribuyen a que las personas sean vulnerables a la trata y fortalecer la respuesta de la justicia penal, lo cual es necesario para prevenir la trata de personas, proteger a las víctimas y procesar a los autores,
 e) Crear mayor conciencia en el sistema de las Naciones Unidas y también entre los Estados y demás interesados, como el sector privado, la sociedad civil y los medios de comunicación internacionales y nacionales, así como el público en general,
 f) Promover la cooperación y la coordinación entre todos los interesados pertinentes, incluidos los Estados Miembros, las organizaciones internacionales, las organizaciones de la sociedad civil y el sector privado, así como en las diversas entidades del sistema de las Naciones Unidas, teniendo en cuenta las mejores prácticas existentes y las enseñanzas obtenidas,
 Recordando sus resoluciones 61/180, de 20 de diciembre de 2006, 64/178, de 18 de diciembre de 2009, y 67/190, de 20 de diciembre de 2012, relativas a las medidas para mejorar la coordinación de la lucha contra la trata de personas y otras resoluciones pertinentes de la Asamblea General sobre la trata de personas

Recordando también la resolución 2013/41 del Consejo Económico y Social, de 25 de julio de 2013, sobre la aplicación del Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para Combatir la Trata de Personas y resoluciones anteriores del Consejo sobre la trata de personas,
 Recordando además la resolución 23/5 del Consejo de Derechos Humanos, de 13 de junio de 2013, titulada “Trata de personas, especialmente de mujeres y niños: medidas para combatir la trata de seres humanos en las cadenas de producción y distribución de las empresas”9 y otras resoluciones pertinentes del Consejo relativas a la trata de personas,
 Acogiendo con beneplácito la adopción de la Declaración del Diálogo de Alto Nivel sobre la Migración Internacional y el Desarrollo10, celebrado los días 3 y 4 de octubre de 2013, y el compromiso de los Estados Miembros, entre otras cosas, de prevenir y combatir la trata de personas, proteger a las víctimas de esta práctica,
 haciendo hincapié en la necesidad de establecer o mejorar, según sea necesario, las políticas nacionales y regionales de lucha contra la trata de personas, y reforzar la cooperación en materia de prevención, enjuiciamiento de los responsables y protección de las víctimas,
 Reconociendo la importante función que desempeña el Grupo Interinstitucional de Coordinación contra la Trata de Personas en el fomento de la coordinación y la cooperación en la lucha mundial contra la trata de personas, en particular la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU-Mujeres), la Organización Internacional del Trabajo, la Organización Internacional para las Migraciones, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, y otras organizaciones intergubernamentales, en el marco de sus mandatos,
 Reconociendo también que el Grupo Interinstitucional de Coordinación, en el marco de su mandato, contribuye a la aplicación del Plan de Acción Mundial, y tomando nota con aprecio de las actividades de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en su calidad de coordinadora del Grupo Interinstitucional de Coordinación, Destacando el papel fundamental de la labor de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en la lucha mundial contra la trata de personas, sobre todo a la hora de prestar asistencia técnica para la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, que complementa la Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional,
aprovechando los instrumentos existentes para el fomento de la capacidad, la experiencia adquirida y los servicios de expertos disponibles en las organizaciones internacionales, entre otros, el Marco Internacional de Acción para Aplicar el Protocolo Relativo a la Trata de Personas,
Reconociendo la necesidad de seguir forjando una alianza mundial contra la trata de personas y de seguir avanzando hacia un enfoque más amplio y coordinado para prevenir y combatir la trata de personas y para proteger y prestar asistencia a las víctimas de la trata de personas mediante los mecanismos nacionales, regionales e internacionales apropiados, Reconociendo también la importancia de los mecanismos e iniciativas de cooperación bilateral, subregional, regional e internacional, incluido el intercambio de información sobre mejores prácticas, establecidos por los gobiernos y las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales para hacer frente al problema de la trata de personas, especialmente mujeres y niños, Destacando la necesidad de proteger a las víctimas de la trata para que no sean encarceladas y enjuiciadas, aun cuando los Estados no cuenten con procedimientos adecuados u oficiales para su identificación, Reconociendo que una amplia cooperación internacional entre los Estados Miembros y las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales competentes es fundamental para contrarrestar eficazmente la amenaza de la trata de personas y otras formas contemporáneas de esclavitud, Reconociendo también que, con frecuencia, las víctimas de la trata son objeto de múltiples formas de discriminación y violencia, por motivos como el género, la edad, la discapacidad, el origen étnico, la cultura y la religión, así como por su procedencia nacional y social, que esas formas de discriminación pueden por sí mismas fomentar la trata de personas, y que las mujeres y los niños que carecen de nacionalidad o no están inscritos en el registro civil son especialmente vulnerables a la trata de personas, Destacando la necesidad de promover y proteger los derechos de las víctimas de la trata de personas y de reinsertar a las víctimas en la comunidad, entre otras cosas, teniendo en cuenta, cuando proceda, los Principios y Directrices Recomendados sobre los Derechos Humanos y la Trata de Personas11 y los comentarios sobre el particular elaborados por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y las Directrices sobre la Protección de los Niños Víctimas de la Trata elaboradas por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Acogiendo con beneplácito los esfuerzos de los Estados Miembros, los organismos de las Naciones Unidas, las organizaciones internacionales, las organizaciones de la sociedad civil y el sector privado para hacer frente al problema de la trata de personas, en particular de las mujeres y las niñas como grupo más vulnerable, y alentándolos a que redoblen sus esfuerzos y su cooperación, especialmente mediante el intercambio de conocimientos y mejores prácticas con la mayor amplitud posible, Afirmando que el desarrollo de la capacidad es un componente muy importante de la lucha contra la trata de personas, y destacando a este respecto la necesidad de que se intensifique la cooperación internacional para combatir la trata de personas, así como la asistencia técnica a los países con el fin de fortalecer su capacidad para prevenir todas las formas de la trata y apoyar sus programas de desarrollo,

Documento Completo de la fuente oficial de la Onu
http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=A/RES/68/192

                                                                                                 

Follow leonidascon300 on Twitter Compartir en Facebook con mis amigos Compartir HAGA CLICK EN ETIQUETA Y VERÁ LAS ENTRADAS RELACIONADAS CON EL TEMA